Enseñanza ZENTodas las culturas de nuestro planeta encierran una gran sabiduría. Aun desde puntos de vista diferentes, todas enseñan y aprenden en su transitar por la vida. “El inmenso esplendor de la persona que llega a conocer todo lo que ocurre dentro de sí, porque siendo consciente, todo lo falso desaparece y todo lo real se alimenta. Aparte de esta, no hay otra transformación radical posible. Ninguna religión te la puede dar, ningún mesías te la puede dar. Es un don que tienes que darte a ti mismo. Osho”

Desde los cuentos zen hasta los sufís encierran grandes enseñanzas comenzando desde el interior de cada persona. Esto quiere decir que el mayor mundo por descubrir se encierra dentro de cada ser y a partir de ese autodescubrimiento se puede hallar la luz en el exterior.

Enseñanza número uno: No pensar

Practicando y entrenando el estado de No-Pensar se alcanza el estado de lo divino. Cuando la conciencia no se fija sobre nada; Cuando no hay nada que observar y solo hay vacío, es entonces cuando se cae sobre uno mismo. Ese es el cielo interno y el objetivo de toda meditación.

Entrando y disfrutando de ese cielo interno, tal y como explican las filosofías orientales, es recordar que no se es ninguna de las cosas que se puede ver. Una vez que se elimina lo que se puede ver, entonces podrá llegar el día más significativo, que es cuando no queda nada que rechazar. Todo lo que se ha visto desaparece y solo queda el que observa. Y el que observa es el cielo vacío.

La armonía por dentro y por fuera

Siguiendo otra de las miles de enseñanzas orientales, encontramos que el hombre está viviendo como un ser individual y que es ahí donde comienzan los infortunios. El hombre no es ajeno a la existencia. La existencia es interdepender, pues todo depende de todo lo demás. La idea de que el hombre tiene que ser superior o especial, crea auténticos problemas.

Cuando se abandonan todas las barreras se produce la armonía y la paz total que es una bendición. Formar un ser único con el todo es la totalidad. Este es el núcleo de la espiritualidad y de la existencia. La existencia no tiene lenguaje, y si se depende de él no se podrá comunicar con la existencia, pues esta es un misterio y no se puede interpretar. Si se interpreta se pierde.

La auténtica luz de la iluminación

Lo que desencadena el estado de iluminación no es precisamente una secuencia de causas. La búsqueda de esa iluminación produce un intenso anhelo y la disposición a hacer cualquier cosa para conseguirla. Pero un día se produce la iluminación por accidente, justo cuando no se está buscando.

Cuenta una historia que una monja estudió durante años, pero no hallaba la iluminación. Una noche acarreaba un cubo de agua en el que se reflejaba la luna. Repentinamente la estructura del cubo cedió por el peso y el cubo se rompió esparciendo el agua por el suelo. Al derramarse el agua, el reflejo de la luna desapareció y la monja se iluminó: No más agua; No más luna en el agua; Vaciedad en su mano. La monja tuvo que mirar hacia arriba para poder ver la auténtica luna brillar en el cielo.

Imagen ZENEsa fue su iluminación y se dio cuenta de que la luna  que había estado viendo era tan solo un reflejo de la auténtica. Este fortuito accidente fue su iluminación después de años y años de duro trabajo consigo misma. Llegó al autentico y original rostro del zen.

Miles y miles de historias nos adentran en un conocimiento de uno mismo que nos ayudan a conocer el mundo exterior. Adentrarse en el mundo de las enseñanzas orientales, es comenzar el camino hacia la iluminación.

Sesiones de reiki

Sesiones de reiki en Cartagena 

Haz clic en la imagen para informarte de todo:

 

 662 14 94 48

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

MEDITACIONES

CURSOS DE REIKI

Si quieres hacer un curso de reiki y tienes problemas de horario, pregunta por los cursos particulares que se imparten en centro de terapias naturales en Cartagena

PAGINAS AMIGAS

  

Freepik